Los cambios bruscos de humor y depresión en el adolescente

Los cambios bruscos de humor no son raros durante la adolescencia. Sin embargo, en ocasiones si persisten síntomas como la tristeza profunda, la inhibición, falta de interés por el entorno, sentimientos de culpabilidad, además de manifestaciones somáticas (trastornos digestivos, preocupaciones excesivas, amenorrea, anorexia, insomnio, etc.), son señales que hacen pensar que estamos ante una depresión.

Algunos especialistas sostienen que su origen debe cifrarse en el duelo por la pérdida de la infancia, aspecto que algunos jóvenes viven con especial intensidad; en otras ocasiones aparecen circunstancias desencadenantes que contribuyen, junto con la personalidad del joven, a iniciar el proceso depresivo: un fracaso sentimental, deportivo, escolar; fallecimiento de un familiar, divorcio de los padres, relaciones poco saludables dentro de la familia, etc. Lo importante es estar atento y comprobar si la intensidad y duración del proceso depresivo está en desproporción con el factor desencadenante; y si es así consultar con un especialista. No debemos olvidar que estamos en una etapa en la cual la prevención cobra gran importancia.

Dejar un comentario

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies